TOC TOC

 

Es cierto que las desgracias llegan de repente, sin previo aviso  pero olvidamos que las alegrías también llegan así.

 

Cuando la desgracia llama a nuestra puerta la invitamos a pasar sin preguntar , dejando que se instale durante el tiempo que quiera. Cuando esa visita inesperada irrumpe en nuestro hogar, todos nuestros sentidos acaban siendo acaparados por ella.  Consume nuestra energía como si se tratara de un vampiro emocional.

 

Llegamos hasta el  punto de sentirnos agotados, anulados , intentado recordar el significado de la ilusión , los sueños, y ni que decir de ese pequeño gesto en la cara  que antes conseguía que sintiéramos  unas mariposas en el estómago ; LA SONRISA! ¿Cómo era eso de sonreír?

 

¡EXACTO!  El ladrón más temido por los corazones ha entrado en tu casa. 

 

Te ha robado :     La sonrisa

 

                               La ilusión

 

                               La emoción

 

                               La fuerza

 

                               La alegría

 

                               La luz

 

                               El entusiasmo

 

 Y seguirá alimentándose de las partes más importantes de ti misma  hasta hacer que desaparezcas.

 

¿En serio vas a permitir que algo tan feo , frívolo y vacío se adueñe de ti?

 

¡NOOOO!

 

LEVANTATE y saca de tu vida  a ese vampiro emocional. No le invites encarecidamente a salir.

 

¡EXPULSALO!

 

¿A caso tienes algún miramiento cuando tiras a la basura un yogurt caducado? Y eso que el pobre yogurt no te ha hecho nada, es más , ha sido víctima de no ser disfrutado por haberte olvidado de él.  Ese yogurt no ha pretendido privarte de tu sonrisa, de la  ilusión…… y al pobre lo arrojas al cubo de la basura sin miramiento alguno.

 

¿Entonces? ¡Venga, no pierdas ni un minuto más! Porque el tiempo que el vampiro emocional sigue estando a tu lado es…TIEMPO PERDIDO!

 

 

 

Y cuando en lugar de un vampiro emocional soso, horrible y egoísta , sea una Sencilla felicidad quien toque tu puerta, invítala a pasar Y acomódala sin límite de tiempo .  Recuerda que una visita agradable hace que te sientas feliz simplemente con su presencia.

 

La felicidad se caracteriza por su sencillez. Puede aparecer vestida con una sonrisa, una palabra, una mirada, una canción, un recuerdo, un dibujo, un abrazo, un comienzo , un final……Agudiza bien tu oído para escuchar su TOC TOC en tu puerta.

 

Y para evitar que te pase lo mismo que a la abuelita de caperucita roja , cuando abras la puerta observa atentamente si esa visita desprende luz o por el contrario tu corazón se encapota por segundos…
1 Comentario
  1. Buenos días Maria!soy mamen, son las 7:22 horas de la mañana, y tengo que decirte que me has sacado una sonrisa y me has levantado el animo según he leido estas lineas…eres increible!, gracias por tu animo constante y la alegría que transmites incluso a través de la escritura!!. Un saludo

Escribir Comentario

Su direccion de E-mail no sera publicada.