En memoria de Urtz y de Uli

 

Esta entrada está dedicada a dos “mejores amigos peludos” que esta semana han emprendido su viaje después de muchos años llenos de vida junto a sus humanas favoritas.

Para las personas que amamos  a los animales este tipo de despedida nos supone una importante brecha en el corazón.

Despedirnos de nuestro mejor amigo peludo, con el que hemos compartido años importantes de nuestra vida en los cuales ellos han sido protagonistas y artífices de muchas de nuestras sonrisas en innumerables ocasiones, duele mucho.

Nuestro fiel amigo peludo incondicional que siempre nos escucha, comparte nuestros silencios y está presente en muchos  momentos frágiles en los que en ocasiones  los humanos nos han dado la espalda.

Una caricia basta para que nos devuelvan diez.

En definitiva, ese viejo amigo peludo es NUESTRA FAMILIA.

Cuando se marchan nos sacude un latigazo de hielo que nos deja suspendidos en el tiempo en un sin sentido. La situación nos parece surrealista, “esto no puede estar pasando” pensamos. El hecho de entrar en casa y sentir ese vacío nos aterroriza…y no es para menos porque nos falta parte de nuestra familia.

Sobre todo los primeros días resultan un verdadero infierno. Intentamos evitar la mirada a esos rincones favoritos de nuestro viejo amigo peludo, no soportamos ver ese rincón vacío porque provoca una hemorragia en nuestro corazón.

Yo misma, el año pasado perdí a mi viejo amigo peludo con el que compartí 12 maravillosos años de los cuales me siento afortunada. Si, AFORTUNADA  por tener la suerte de haber sido la humana de Yoda, por haber compartido infinidad de horas con él y por haber sentido y compartido ese mutuo cariño que forjamos a lo largo de más de una década.

Ha pasado un año sin él y hoy es el día en el que no lloro de tristeza al recordarlo, SONRIO cada vez que me acuerdo de nuestros momentos y anécdotas, que son muchas. Y tras esa sonrisa, me siento orgullosa de mi viejo amigo peludo, que además sé que está siempre conmigo, digamos que tenemos horarios diferentes 😉

 

Lo contrario sería absurdo porque si cuando hemos estado juntos siempre ha estado a mi lado, ¿ahora por qué me iba a abandonar? Los buenos amigos nunca nos abandonan y menos aún los mejores amigos. Ni siquiera cuando emprenden ese viaje que se supone que es el último. Los mejores amigos nos dejan el corazón tan lleno que jamás sentimos su vacío.

 

Hay personas que no entienden cómo se puede considerar FAMILIA a un “animal” y menos entienden las lágrimas por una despedida así. Bueno como siempre se ha dicho “de donde no hay no se puede sacar” así que no voy a perder el tiempo en justificaciones y menos en intentar convencer a nadie de nada. Pero si les diré a esas personas que tienen la mala suerte de no ser afortunadas en amar a un animal, porque en realidad esas personas que no respetan ni aman a los animales me causan lástima, ya que  se pierden uno de los mayores placeres y privilegios de la vida.

Simplemente decirles que se puede sufrir mucho más por un “animal” que por ciertas personas. Existen personas que jamás conseguirán llegar al corazón de una persona de la manera en la que lo consiguen las mascotas de los millones de personas afortunadas que compartimos nuestra vida con ellas.

Es todo un lujo  tener un o una “mejor amig@ pelud@” en nuestra vida.

 

A mis dos grandes amigas Idu y Bea  que estos días lo están pasando muy mal, a ambas deciros que nos conocemos hace muchos años, hemos compartido muchas vivencias y luchado  en varias batallas y seguimos en ello. No hace falta recordaros que sois unas amigas 10+… Pero si quiero repetiros que habéis sido las mejores humanas que han podido pasar por la vida de Urtz y de Uli.

Hoy estáis derrotadas pero tal y como os he dicho a ambas el tiempo recoloca los pedazos del corazón en su sitio. Justo un año atrás fuisteis testigos de mi dolor al despedirme de Yoda, hoy soy yo la que os asegura que confiéis en el tiempo.

 

Ahora sé que existen los ángeles de la guarda, en nuestro caso no sé si llevan alas pero unas patas peludas y una mirada achuchable …sin lugar a dudas.

 

Urtz   ESKERRIK ASKO!

Uli      ¡GRACIAS!

3 Comentarios
  1. Asi es sufriendo por mi mejor amigo por no poder abrazarlo ni mirarlo ni olerlo…la seguridad que el me daba se fue,y me siento vacia.aunque sepa que estara ahi pa cuando yo parta , es mas seguramente sera el primero en venir a mi como cuando lo hacia al llegar a casa.
    Me alegro que en el mundo haya gente que ame a los peludos porque a veces creo que debo de estar loca por amar a un animal tanto como a un niño.Pero hoy me da igual porque os aseguro que estoy loca pero de amor!…aunque ya no se lo pueda demostrar mas….
    no se si como dices maria algun dia me alegrare sin derramar lagrimas ,espero y confio que si.porque a veces creo que en esta vida solo estamos para sufrir o ver sufrir a los demas.hay gente que jamas ha pasado por un hospital y otros …enfin… Me siento cansada y algo decepcionada…con la vida…pero supongo que es normal porque solo pienso en urtz y a los seres que he perdido estos años y el daño que me ha hecho perderlos pero sobre todo a el!!..no me lo creo….mi amigo peludo…y aun no he ido a casa no se si sere capaz o caere de rodillas..
    Gracias a que podre llamarte y me entenderas como siempre lo haces eskerrik asko aunque te enfades de que te las de…una vez mas por estar ahi y comprendernos a entender esta situacion.
    Mila esker maria ta gero arte nire urtzete

Escribir Comentario

Su direccion de E-mail no sera publicada.