Cartas de “Mensaje en una Botella”

Aquí van las cartas románticas a las que hice referencia en la contestación del comentario de la entrada “Carta Romántica”.
Impresionantes….
Primero ví la pelicula “Mensaje en una botella” ( de Nicholas Sparks) curiosamente el director de mi película romántica favorita  “El Diario de Noah”  ( más de uno que me conoce estará sonriendo y diciendo lo pesada que puedo resultar recomendando siempre esta película jejeeje) .
La película me gusto tanto que después me lei el libro ( hice lo mismo con “El diario de Noah”) . Y en ambos casos, los libros me parecieron mejores que sus respectivas películas porque aparecen muchos mas detalles que en la pantalla.
Cabe destacar la actuación de  Kevin Costner en la película, mucho más romántico incluso que en el clásico “El guardaespaldas”.
Estas son las cartas que aparecen en la película y en el libro. La carta de Teresa, solo aparece en el libro.
 
 

 

Mi Querida Catherine,
Siento no haberte hablado en tanto tiempo, me sentía como perdido, sin rumbo ni brújula, no paraba de estrellarme contra todo, estaba un poco loco, supongo…
Nunca había estado perdido, tú eras mi verdadero Norte, siempre sabía navegar de vuelta al hogar, cuando tú eras mi hogar…
Perdóname por haberme enfadado tanto cuando te fuiste, sigo creyendo que ha habido un error, y estoy esperando a que Dios lo enmiende.
Pero ahora estoy mejor, el trabajo me ayuda, sobretodo me ayudas tú…
Anoche entraste en mi sueño, con esa sonrisa tuya que siempre me abrazaba como a un amante, y me acunaba como a un niño.
Lo único que recuerdo del sueño, es una sensación de paz
Me levante con esa sensación, e intente mantenerla viva todo lo posible, te escribo para decirte que he emprendido un viaje hacia esa paz, y para pedirte perdón por muchas cosas:
Perdona por no haber cuidado mejor de ti para que no pasaras jamás ni un minuto fría, o asustada, o enferma
Perdona por no esforzarme más en buscar las palabras para decirte lo que sentía
Perdona por no arreglar la puerta…ya la he arreglado…
Perdona por haberme peleado contigo
Perdona por no haberte pedido mas disculpas, era demasiado orgulloso
Perdona por no haber elogiado más toda tu ropa y todos tus peinados
Perdona por no haberme aferrado a ti con tal fuerza que ni siquiera Dios hubiese podido arrancarte de mí.
 
XXXX
 
 
Mi Querida Catherine:
 Te añoro, amor mío, como siempre, pero hoy es más difícil porque el mar me ha estado cantando, y la canción que canta es la de nuestra vida juntos. Casi puedo sentirte a mi lado mientras escribo esta carta, y huelo ese perfume de flores silvestres que siempre me recuerda a ti. Pero ahora esas cosas no me producen ningún placer. Tus visitas cada vez son menos frecuentes, y a veces siento como si la mejor parte de mí se estuviera escabullendo lentamente..
     Pero de todos modos lo intento. Por la noche, cuando estoy solo, te llamo, y cuando más inmenso parece mi dolor, tú todavía encuentras la forma de volver hasta mí. Anoche, en mis sueños, te vi en el rompeolas cerca de Wrightsville Beach. El viento agitaba tu cabello, y la luz del sol poniente se reflejaba en tus ojos. Te veo apoyada en la barandilla, y me sobrecojo. Eres hermosa, pienso al verte, una visión que ya nunca encuentro en nadie más. Lentamente echo a andar hacia ti, y cuando por fin te vuelves hacia mí, veo que otros también te han estado observando. “¿La conoces?”, me preguntan con susurros celosos, y tú me sonríes, y yo contesto sencillamente la verdad. “Mejor que a mí mismo”.
     Cuando llego junto a ti me paro y te abrazo. Ése es el momento que más anhelo. Es lo que me mantiene vivo. y cuando tú me abrazas, me entrego a ese momento, y vuelvo a encontrar la paz.
     Levanto la mano y te acaricio la mejilla, y tú ladeas la cabeza y cierras los ojos. Mis manos son ásperas, y tu piel es suave, y me pregunto si te apartarás, pero no lo haces, claro. Nunca lo has hecho, y en momentos como ése sé cuál es el sentido de mi vida.
     Estoy aquí para amarte, para abrazarte, para protegerte. Estoy aquí para aprender de ti y para recibir tu amor a cambio. Estoy aquí porque no hay otro sitio donde estar.
Pero entonces, como siempre, empieza a formarse la niebla alrededor de nosotros, que seguimos abrazados. Es una niebla distante que surge del horizonte, y me doy cuenta de que a medida que se acerca empiezo a tener miedo. Se arrastra lentamente, envolviendo cuanto nos rodea, cercándonos como para impedirnos escapar. Lo cubre todo, como una nube rodante, cada vez más espessa, hasta que no queda nada salvo nosotros dos.
     Noto que se me empieza a cerrar la garganta y que mis ojos se llenan de lágrimas porque sé que tienes que marcharte. La mirada que me diriges en ese momento me sobrecoge. Siento tu tristeza y mi propia soledad, y el dolor de mi corazón, que se había quedado callado durante un rato, aumenta cuando me sueltas. Y luego extiendes los brazos y retrocedes hacia la niebla, porque ése es tu lugar, y no el mío. Quiero ir contigo, pero tu única respuesta es sacudir la cabeza porque ambos sabemos que eso no es posible.
     Y te miro con el corazón desgarrado mientras tú tu esfumas lentamente. Me esfuerzo por recordar cada instante de ese momento, por recordarte. Pero pronto, siempre demasiado pronto, tu imagen desaparece, y la niebla retrocede hacia la lejanía, y yo me quedo solo en el rompeolas y no me importa lo que puedan pensar los demás cuando agacho la cabeza y lloro, lloro, lloro.
Garrett
 
XXXXX
 
“A todos los barcos del mar y a todos los puertos de la costa. A mi familia y a todos los amigos y conocidos. Esto es un mensaje y una plegaria. El mensaje es que en mis viajes he aprendido una gran verdad. He tenido lo que todo el mundo busca y muy pocos llegan a encontrar: la única persona del mundo para amar eternamente. Una persona como yo. Una persona rica en tesoros sencillos, que lo ha aprendido todo y lo ha hecho todo sin ayuda alguna. Un puerto en el que siempre me siento como en casa. Y ni el viento ni los problemas ni siquiera la muerte, puede hundiresta casa. La plegaria es para que todo el mundo conozca este amor y que sirva de medicina. Si esta plegaria es escuchada, se borrará todo rastro de culpa y de remordimiento y será el fin de toda rabia”.
Catherine
 
XXXXX
 
 
 Querida Catherine:
Mi vida empezó al conocerte, y pensé que había acabado cuando no pude salvarte. Me aferraba a tu recuerdo para mantenernos vivos a ambos. Pero me equivocaba. Una mujer, Theresa, me enseñó que si era valiente y abría mi corazón podría amar otra vez, por muy mal que estuviera. Me hizo ver que sólo estaba vivo a medias. Aquello me asustó y me dolió. No sabía cuánto la necesitaba hasta la noche en que la vi irse. Cuando el avión despegó, sentí que algo se rompía dentro. Y lo supe. Debí impedírselo. Debí seguirla a su casa. Mañana navegaré hasta la punta del viento y me despediré de ti. Luego iré a buscar a esa mujer e intentaré ganarme su corazón.
Si puedo, sé que me bendecirás a mí y a todos. Si no puedo, me sentiré dichoso por haber tenido la suerte de amar dos veces. Ella me dio eso. Y si te digo que la amo tanto como te amé a ti entonces lo entenderás todo.
Descansa en paz, amor mío.
 

Garret.


 
XXXXXX
 
 
 
Ironicamente me encuentro en la misma posición en la que estabas tú la primera vez que te vi. Lucho con el fantasma de alguien a quien amé y perdí. A veces me abruma la pena y aunque comprendo que nunca más nos veremos, hay una parte de mí que quiere aferrarse a ti para siempre. Para mí sería fácil hacerlo porque amar a alguien mas podria debilitar tu recuerdo, pero aquí está la paradoja: aunque te extrañe tanto,es por ti que no temo al futuro.porque pudiste enamorarte de mí y me enseñaste que es posible seguir adelante con la vida,sin importar lo terrible de la pena…siempre estarás conmigo. Cuando oiga el sonido del mar serás tú que me susurras,cuando una brisa fresca,me acaricie la mejilla,sera tu espiritu que pase por mi lado.
Esta no es una carta de despedida amor mío; más bien es una carta de agradecimiento. Gracias por entrar en mi vida y darme alegría,gracias por amarme y también por aceptar mi amor. Gracias por los recuerdos que atesoraré siempre.Pero sobre todo gracias por mostrarme que llegará el momento en que por fin seré capaz de dejarte partir. TE AMO”
Teresa.
 

 
Todaia no hay Comentarios

Escribir Comentario

Su direccion de E-mail no sera publicada.